Logo
Novedades Infraestructura Blindaje digital: claves para una estrategia de ciberseguridad empresarial exitosa

Blindaje digital: claves para una estrategia de ciberseguridad empresarial exitosa

19 Jun, 2024 · 3 min de lectura

Share

Facebook Twitter Linkedin

La ciberseguridad es un aspecto crítico para cualquier organización que utilice servicios en la nube para alojar sus datos y aplicaciones. A medida que las amenazas en línea evolucionan, es fundamental establecer una estrategia de ciberseguridad empresarial 360 e implementar las mejores prácticas para proteger la infraestructura y prepararse para enfrentar todo tipo de ataques. 


Estas son algunas de las mejores prácticas para proteger datos y aplicaciones en la nube:


- Cifrado de datos: implica asegurar todos los datos, tanto en reposo como en tránsito. El cifrado fuerte garantiza que los mismos sean inaccesibles sin las claves adecuadas.

- Gestión de identidades y accesos (IAM): refiere a la implementación de controles de acceso estrictos utilizando la gestión de identidades y accesos; limitando el acceso a datos sensibles solo a usuarios autorizados y utilizando la autenticación multifactor (MFA) para añadir una capa adicional de seguridad.

- Monitoreo y auditoría continua: utilizar herramientas de monitoreo y auditoría para supervisar el tráfico y las actividades en la nube en tiempo real permite detectar comportamientos sospechosos y responder rápidamente a incidentes de seguridad.

- Actualización y parches regulares: mantener todos los sistemas y aplicaciones actualizados con los últimos parches de seguridad ya que las vulnerabilidades no parcheadas son un objetivo común para los atacantes.

- Copia de seguridad y recuperación: realizarlas regularmente, de todos los datos críticos y probar periódicamente los planes de recuperación ante desastres. Implica almacenar las copias de seguridad en ubicaciones separadas y seguras para protegerlas de ataques de ransomware.


Uno de los ataques más comunes en las empresas, son los que se definen como ransomware: implican el bloqueo del acceso a archivos y sistemas informáticos a través del cifrado, para luego pedir el pago de un rescate a cambio de devolver el acceso.


¿Sabías qué? En 2022, los ciberataques de ransomware representaron el 12% de los incidentes de infraestructuras críticas.


Para combatir este tipo de ataques, Alejandro Bostico, Infrastructure Leader de Jemersoft, afirma que: “el cifrado de datos y una gestión robusta de identidades, debe ser una prioridad para proteger la información sensible. La detección temprana de actividades sospechosas y la capacidad de responder rápidamente a cualquier indicio de intrusión son claves para reducir el impacto de los ransomwares. También es vital tener un plan de copias de seguridad y recuperación bien definido y probado regularmente, para garantizar que los datos puedan restaurarse rápidamente en caso de un ataque. Finalmente, uno de los aspectos más importantes y muchas veces olvidado, es la concienciación y formación de los empleados sobre los peligros del ransomware y las mejores prácticas de seguridad pueden reducir significativamente el riesgo de infecciones. La clave es estar siempre un paso adelante, combinando tecnología avanzada con una estrategia de seguridad integral y una cultura corporativa de ciberseguridad."


La seguridad en la nube y la prevención del ransomware son tareas continuas que requieren atención constante y un enfoque proactivo. Siguiendo estas mejores prácticas y estableciendo una estrategia de ciberseguridad empresarial, las organizaciones pueden proteger mejor sus datos y aplicaciones en la nube, minimizando el impacto de posibles ataques cibernéticos.

Share

Facebook Twitter Linkedin